Magda Cubel | La parábola de los tres anillos
Rafael Santandreu trata de hacernos pensar con este cuento, que el poder esta en nuestro interior, y que las creencia irracionales siempre se pueden convertir en racionales.
padres, hijos, firmeza, creencias racionales, creencias irracionales, interior, leyenda, sueño, metáforas, magia, autoestima
941
post-template-default,single,single-post,postid-941,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

La parábola de los tres anillos

Hace muchos muchos años, vivía un rico comerciante llamado Al-Hafi en la ciudad de Jerusalem, éste, poseía un anillo con piedras preciosas de gran valor cuya leyenda aseguraba que el que lo poseyera viviría viendo como todos sus sueños se cumplían… ya que tenía poderes mágicos.

Tambien tenía tres hijos y no sabiendo a cual de los tres dejar el anillo en herencia, optó por hacer dos copias exactamente iguales y regalar a cada uno de sus hijos un anillo. Cuando los tuvo en su mano, ni siquiera Al-Hafi pudo distinguirlos.

Pasaron los años y en su lecho de muerte rodeado de sus tres hijos, dió a cada uno de ellos un anillo. Uno de sus hijos le dijo: Padre ¿cómo sabremos cual es el verdadero, el que realmente tiene cualidades que nos darán la fortuna?

Él respondió: Para cada uno de vosotros su anillo será el verdadero, pero debéis creer en él, ahí está su magia.

Todo está en el interior de cada uno y en la firmeza de su creencia que puede ser racional o irracional… la buena noticia es que la creencia irracional se puede transformar en racional…

(Adaptado de Rafael Santandreu)

Magdalena Cubel Alarcón

Psicóloga Clínica de Valencia (Benimaclet)

Tags:
No Comments

Post a Comment