Magda Cubel | Comunicarse con un hijo adolescente
Es dificil a veces poder estar conectados con nuestros hijos adolescentes, sobre todo si no estamos atentos a sus momentos y prestamos toda la atención posible, aunque no estemos de acuerdo. Aquí os dejo algunas recomendaciones para intentar facilitar el acercamiento padres e hijos en la adolescencia
padres, hijos, comunicación, educar, adolescentes, hablar, escuchar
427
post-template-default,single,single-post,postid-427,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Comunicarse con un hijo adolescente

Una de las etapas a las que los padres se tienen que enfrentar en la educación de sus hijos, y que se suponen es de las más dificiles, es la adolescencia.

En esta etapa, los hijos parecen “una pastilla de jabón”, de manera que si los aprietas mucho salen disparados, pero si no la sujetas con firmeza se cae.

La clave en esta estapa es encontrar el equilibrio entre lo que los hijos necesitan y lo que nosotros podemos aceptar. El objetivo es que las dos partes estén satisfichas y que las dos partes tengan la sensación de “ganar y ganar”.

Para ello os dejo algunas recomendaciones que creo os podrán ayudar a encontrar el equilibrio.

Muéstrate disponible con tus hijos

Busca el momento adecuado para hablar, por ejemplo antes de ir a la cama, durante la cena, en el coche. Recuerda que tiene que ser un buen momento para él, y éste muchas veces no coincidirá con el mejor momento para tí.

Empieza tú la conversación, muestra interés por lo que ocurre en sus vidas.

Busca algo de tiempo a la semana para realizar actividades en común que resulten gratificantes para ellos, pero sin forzar la situación

Aprende sobre las cuestiones que a ellos puedan interesarles, mostrando interés acerca de su música, sus gustos, etc.

Inicia la conversación sobre algo que “has estado pensando” no la inicies cuestionando.

Demuestra que les estás escuchando

Cuando te hable de algo importante para él, escucha y deja lo que estabas haciendo.

Muestra interés en lo que dice sin resultar intrusivo.

Escucha su punto de vista aunque te resulte costoso.

Déjale que acabe de hablar antes de responder.

Puedes empezar repitiendo lo que has escuchado para mostrar interés y confirmar que lo has entendido.

Responde de un modo en que aumente la probabilidad de ser escuchado por ellos

Evita reacciones agresivas o despreciativas.

Expresa tu opinión sin invalidar la suya. Recuerda que es posible estar en desacuerdo.

No argumentes sobre qué es “lo correcto”, dile que se trata de tu opinión aunque no la comparta.

Céntrate en sus sentimientos y no solo en lo que tu vivencies durante la conversación.

Recuerda:

Pregunta que cuál es su objetivo en la conversación: consejo, simple escucha, ayuda en el manejo se sus sentimientos, ayuda para resolver un problema, etc.

Nuestros hijos aprenden imitándonos. Muchas veces, copiarán tu manera de gestionar los sentimientos, de resolver un problema, de manejar los conflictos, etc.

Habla con tu hijo, evita aleccionarle, criticarle, reprocharle o descalificarle.

Se aprende de la experiencia. En tanto en cuanto las consecuencias de sus decisiones no resulten peligrosas para ellos, procura no intervenir.

Ser padres resulta difícil en ocasiones:

Hablar y escuchar a nuestros hijos es la clave para contactar con ellos, a veces resulta costoso mantener una vinculación positiva con el adolescente, son muchos los cambios, las presiones y las dudas que surgen en ese periodo, pero esto no significa que sea imposible.

Es nuestra misión como padres encontrar la forma que más nos acerque a nuestros hijos, aunque eso suponga invertir tiempo y adaptarnos a sus momentos más que ellos a los nuestros.

Magdalena Cubel Alarcón
Psicóloga Clínica Valencia (Benimaclet)

No Comments

Post a Comment