Magda Cubel | Hablando de cáncer con los niños . Cómo ayudarles en el proceso
Todos los procesos de cáncer son duros y difíciles, pero si ocurre en los niños la dificultad aumenta. Planteamos algunas recomendaciones para padres que puedan ayudar a facilitar las dificultades del proceso.
niños, cancer, enfermedad, recomendaciones
317
post-template-default,single,single-post,postid-317,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Hablando del cáncer con los niños.

Para hablar de cáncer con los niños hay que tener en cuenta su edad, pero lo más importante es que antes de entrar en materia los padres tengan aceptada la situación real para poder dar explicaciones sinceras, simples y fáciles de comprender.

Hay que tener muy presente que los niños son pequeños, pero no tontos y saben que algo grave pasa, y si reciben una información contradictoria o inadecuada es muy probable que aumente su ansiedad y no se fíen de los adultos, lo que agrava la situación. Lo mejor es no ocultarles la información y contarles los pasos a seguir a partir del diagnóstico.

Según la psicooncóloga Mari Sol González, hasta los 5 años perciben el cáncer como una enfermedad más; entre los 6 y 9 años, es muy probable que pregunten sobre la enfermedad; a partir de los 12 años, saben qué es el cáncer y es fundamental que se sientan escuchados y comprendidos.

La palabra “cáncer” provoca miedo de entrada y poder controlar el miedo por los padres es algo fundamental a la hora de poder hablar con los niños.

El grupo IMO da algunas recomendaciones a los padres para poder hablar con sus hijos a cerca del cáncer:

  1. Estar informados por los especialistas a cerca del diagnóstico y tratamiento
  2. No mentir y adaptarse al lenguaje del niño para dar las explicaciones oportunas
  3. Estar preparados para que pueda reaccionar de cualquier manera (neutra o descontrolada)
  4. Contestar a las preguntas con honestidad, aunque la respuesta sea “no lo sé”
  5. Animarle a preguntar dudas para poder conocer sus miedos
  6. Transmitirle que la enfermedad no es consecuencia de algo que ha hecho mal
  7. Que se sientan protegidos por los padres si son menores de 5 años
  8. Hacerles entender la importancia de su colaboración con los tratamientos, sobre todo si son adolescentes.

El tratamiento del cancer es un proceso duro, pero en la actualidad la medicina ha avanzado mucho y son muchas las posibilidades de supervivencia. Seria bueno para los niños que los adultos tuvieran una visión positiva y de esperanza con respecto a la situación ya que ayudaría a los niños a adaptarse de forma más tranquila al proceso.

Magdalena Cubel Alarcón
Psicóloga Clínica Valencia (Benimaclet)

No Comments

Post a Comment