Magda Cubel | Cuando detrás del uniforme hay personas
Cuando las personas que asisten un accidente de trafico ante todo tienen humanidad, facilitan a las victimas poder superar una situación tan traumática.
respeto, valores, intimidad, guardia civil, stop accidentes, accidente, trauma,
1173
post-template-default,single,single-post,postid-1173,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

Cuando detrás del “uniforme” hay personas.

 

Es un hecho comprobado que cuando hay un accidente de tráfico, la actitud y el trato con el que los profesionales asisten a los afectados, puede marcar para siempre a esas personas.

Lo que hemos observado en los cursos que ofrece la asociación Stop Accidentes dirigidos a la Guardia civil,  es que pueden no tener la suficiente formación para poder afrontar situaciones tan duras como dar las malas noticias del fallecimiento de un familiar. No son conscientes de cómo su actitud puede influir en que esa situación se convierta en un mal trago o en un trauma. Pero es evidente, y así lo comprobamos, que ante todo son personas, con mucho interés y buenas intenciones, que muchas veces no tienen las suficientes herramientas para poder gestionar la situación sin que su persona o la de los afectados quede impactada.

Un accidente de trafico es una situación angustiosa y dramática, no faltemos al respeto y hagamos un “circo mediático” del dolor de los demás. Intentemos mantener los valores y transmitírselos a nuestros menores.

Testimonios como estos dejan constancia de la humanidad que se encuentra dentro del “uniforme”, y me hacen admirar y sentir mucho más respeto por personas como estas que forman parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado:

Compañeros. Quisiera compartir con ustedes el tremendo dolor que siento por el fallecimiento de la pasajera motorista accidentada ayer el la carretera de la Esperanza. No la conocía de nada. Para nosotros, que tenemos una profesión en la que presenciamos desgraciadamente muchos accidentes de todo tipo, puede ser que estemos acostumbrados a ver cómo el personal sanitario intentar reanimar a una persona a la que se le escapa la vida. Sólo decir que ayer, mientras le hacían la reanimación a Lucía, que así se llamaba, tenía los ojos entreabiertos, casi pensé que la iban a reanimar, pero finalmente y después de 20 largos minutos, no se pudo hacer nada por su vida. La cubrieron con unas sábanas, recogieron todo el instrumental y se fueron. Sólo quedamos nosotros los motoristas, el de Atestados y el cuerpo de la motorista. Ya Lucía no estaba. Allí estuvo cerca de dos horas junto a los postes de la señal que tan fatales heridas le provocaron.

No debemos ser insensibles con tan desgraciado panorama. Algunos ya habían sacado fotos y las publicaron en las redes sociales incluso antes de que terminaran las maniobras de reanimación. Qué gran falta de respeto!!!!!! por la dignidad de Lucía, su marido herido de gravedad y evacuado, y de sus familiares y amigos. Por supuesto que ayer, los compañeros de la Agrupación que actuamos en el lugar, cortamos totalmente el tráfico y alejamos dentro de nuestras posibilidades a todo aquellos conductores y curiosos que se acercaban a ver. A ver que? ,,,,,,,,,,,, “desgraciados” Señores, decirles a todos que en la medida de lo posible, mantengamos el honor, la dignidad y el más escrupuloso respeto por alguien que ha dejado éste mundo en un desgraciado accidente. Nos puede tocar de cerca a nosotros. Mañana puedo ser yo, y les aseguro que no me gustaría convertirme en un puñado de pixeles corriendo por la red.

Lo siento, no termino de acostumbrarme a ver fallecidos. Adiós Lucía, descansa en paz.

Magdalena Cubel Alarcón

Psicologa Clinica Valencia Benimaclet

 

http://www.forotransporteprofesional.es/emotivo-relato-motorista-trafico-cuando-se-le-iba-la-vida-la-pasajera-una-moto-accidente/

Tags:
No Comments

Post a Comment