Magda Cubel | La violencia es un amor mal expresado. Opinión de Clóe Madanés, psicóloga y terapeuta familiar. hablando sobre la violéncia de género.
La psicóloga Clóe Madanés describe como poder disminuir la violencia de genero y el abuso en el seno familiar, a través de técnicas con todo el sistema familiar.
abuso, maltrato, terapia familiar, daño, secreto, violencia
248
post-template-default,single,single-post,postid-248,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

La violencia es un amor mal expresado

Clóe Madanés, es psicóloga y terapeuta familiar, nacida en Buenos Aires e instalada en San Diego (California). Procede de una familia judía, desaparecida en el holocausto y según ella, el primer  problema del mundo es la violencia.

Para ella, la violencia, a veces, es un amor que no sabe expresarse de otro modo, un amor mal expresado; ese amor intrusivo que ansía el dominio de lo amado, Por eso es tan importante aprender a amar.

Según Cloe, “la persona violenta es inmadura, es alguien al que desde fuera puedes sacar de sus casillas: responde a provocaciones. No sabe dominarse y es dependiente“.

Según ella esto sucede porque nos olvidamos de enseñar valores, que son los que gestionan nuestras emociones.

Ella intensificaria el aprendizaje de valores en la escuela,

en cada curso, el primer mes lo dedicaría a hablar del amor, la contribución, la compasión, la empatía y la seguridad. ¡La escuela debiera ser el lugar del mundo en que más seguro se sintiese un niño! y esto no es así. Hay violencia en las escuelas y no se actúa para erradicarla. ¡La violencia es totalmente inaceptable! Y nuestros niños no es lo que hoy están aprendiendo…”

“Un niño que crezca en un entorno violento será probablemente un adulto maltratador; si ante el conflicto has aprendido sólo a huir o atacar, de adulto huirás o atacarás.”

Tanto los hombres como las mujeres suelen ser violentos, pero hay un factor hormonal y cultural que hace que los hombres suelan ser más violentos. La fuerza y la violencia, ha sido un valor entre el sexo masculino, mientras que la palabra y la paciencia lo han sido entre el femenino.

Y lo triste es que el mundo seguirá siendo violento mientras persista la violencia en el seno familiar.

Una de las posibles soluciones para disminuir la violencia es el área de trabajo en el que se desenvuelve Cloé:

Me dedico a corregir conductas violentas, usando mi método, aplicable tanto a casos de violencia machista como de violencia o abuso sexual contra menores. Consta de muchos pasos y detalles, según el caso, pero podría resumírlo:

.- Paso 1

Primero reúno a todos los miembros de la familia, incluidos víctima y verdugo, y abuelos, tíos…, y pregunto, uno por uno: “¿Qué sabes tú de este abuso?”,  ¿Con qué fin hace eso?… ¡El abuso se alimenta del secreto! Hay que romper el secreto, que toda la familia sepa todo.

.- Paso 2

Luego les pregunto, uno a uno: “¿Por qué estuvo mal lo que hizo el abusador?”. Y luego le pregunto al abusador por qué estuvo mal lo que hizo. La víctima suele estar y escuchar, luego le hago notar al abusador el daño moral que causó (Todo ataque sexual a una persona es un ataque a la esencia misma de la persona, a su identidad).”

Toda la familia reconoce que es y ha sido un daño moral grave, que ha dañado a toda la familia, y le hago reflexionar sobre que también ha sido un ataque contra si mismo. Suelen reconocer odiarse a sí mismo, no respetarse por lo que hizo. Y entonces pido que se arrodille ante la víctima y le exprese su arrepentimiento, para poder sentirse aliviado.

.- Paso 3

Hay que hacerle ver al abusador que no tiene derecho a pedirle nada a la víctima, y ella no tiene la obligación de perdonarlo.

.- Paso 4

Después, con toda la familia se decide que el abusador haga algo que le cueste un sacrificio: será su modo de que recupere su confianza en él toda la familia e incluso la red social:Ingresar un dinero cada mes para la educación de la víctima… Firmar una confesión de abusos que se entregará a la policía la próxima vez y le comportará cárcel segura… “En un caso de maltratos a su esposa le hice abrir a un hombre una cuenta bancaria conjunta con la persona que yo sabía que peor le caía de la familia: su suegra. Le hice ingresar una cantidad que le doliese mucho perder. Y si reincidía, la suegra retiraría todo el dinero. Hace dos años que no reincide.”

¡Se trata de hacerle insoportable al abusador la consecuencia de sus actos!

Adaptado por Magdalena Cubel Alarcón
Psicóloga Clínica Valencia (Benimaclet)

No Comments

Post a Comment