Magda Cubel | ¡Super interferón!
Cuando el cancer llega a uno de los miembros de la familia cada uno lo afronta como puede. Este texto representa los sentimientos de una niña de 11 años durante el tratamiento inicial de su padre para vencer al cancer. Que los niños no digan nada a los adultos no quiere decir que no se enteren de nada.
adolescencia, cancer, salud, sentimientos, miedo, muerte, duelo, admiración
868
post-template-default,single,single-post,postid-868,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

¡Super interferon!

Papá es …
¡El papá más fuerte del mundo!
¡Nunca se rinde sin haber luchado!
¡Él es Super Interferón!

Nunca se rinde y lo malo que le pueda pasar se lo suele tomar a risa, ¡ja,ja,ja!
¡El es Super Interferón!¡Ja, ja, ja!

Siempre está escuchando música, muchas veces muy rara, pero él es así.
A veces parece autista, pero es mi padre y no lo cambiaría por nada ni por nadie. ¡Es mi Super Interferón!

Ahora tan solo voy a 6º de primaria, pero cuando sea mayor leeré esto y me acordaré de todo lo que pasamos juntos.

El cáncer es duro pero si mi padre ha podido soportarlo todo el que lo tenga también. (María, cuando leas esto en el futuro acuérdate de lo que pasó y por qué y para qué escribiste esto).

No me gusta hablar de ese tema por eso casi nunca lo menciono y cuando pasó esto lloraba continuamente porque no me gustaba nada plantearme la idea de que mi padre se pudiera morir por eso.

Pero él es fuerte y se que no me abndonará hasta que de verdad le haya llegado su hora (espero que no pase nunca). No se rendirá y no dejará de luchar hasta el fin.

(Sentimientos de una niña de 10 años ante el tratamiento de cáncer de su padre)
Magdalena Cubel Alarcón
Psicóloga Clínica de Valencia (Benimaclet)

Tags:
No Comments

Post a Comment